Seguridad a la hora de dormir durante los primeros pasos de tu hijo

Los niños prosperan en su independencia conforme empiezan a caminar. Pero en esta ocasión el aprendizaje y la exploración vienen con nuevos retos, especialmente en la noche.

Aquí hay algunas ideas para mantener a tu niño seguro a la hora de dormir.

Cambio de cuna a cama

Muchos padres hacen el cambio de cuna a cama cuando sus hijos alcanzan el límite de la altura de la cuna, que es alrededor de los 90cm.

Otros cambian más pronto para liberar la cuna para un hermano o hermana menor. Cualesquiera que sean tus planes originales, si tu niño empieza a subir por la cuna durante la noche, o intenta hacerlo, querrás evitar que caigan de esa altura al cambiarlos a una cama.

Puedes hacer la transición más sencilla al involucrar gradualmente a tu pequeño, quizás dejándolo elegir sus propias sábanas y almohada. También puedes hacer su nueva cama más segura instalando un barandal de seguridad.  Además de hacer la cama parecida a la cuna, los barandales de seguridad mantendrán seguro a tu hijo al protegerlo contra caídas.

Qué hacer si despierta durante la noche

Durante esta etapa de su desarrollo, incluso los niños que duermen más pueden despertar durante la noche, hasta cuatro o cinco veces. El truco es darles seguridad y comodidad, sin que despertar se vuelva un hábito.

Una rutina extra larga a la hora de dormir es una manera de ayudar a tu hijo a sentirse más cómodo en una cama nueva.

Despertar en la oscuridad, en una cama nueva, puede ser algo aterrador, por lo que es buena idea instalar una luz nocturna. Una luz de noche también puede ayudar a tu niño a ser más independiente, por ejemplo al encontrar su vaso entrenador que dejó junto a la cama durante la noche.

Una vez que también ha dominado el uso de una bacinica, la luz de noche le ayudará a encontrar su camino al baño. 

WALKERS